martes, 20 de septiembre de 2022

Sigue fallando la recolección de basura


  

Juan José Ríos Ríos
El Volcán/Guzmán

  

 

En Ciudad Guzmán es cada vez más notorio la falta de un servicio eficiente en la recolección de  la basura que se genera por los ciudadanos que la habitan, a lo que se agrega la mala costumbre que muchos aplican para deshacerse de ella, lo que contribuye a que las bolsas o demás recipientes en que se les deposita para su retiro de los puntos donde habitualmente se le recoge, sea objeto de posteriores malos manejos por los denominados pepenadores, o bien por los perros callejeros por lo que continuamente se desparrama en la vía pública.



            La mañana del lunes  19 de septiembre, por distintos puntos de la zona urbana y a poco más de las nueve de la mañana, se pudo apreciar grandes acumulaciones de bolsas de basura amontonada, generando un pésimo espectáculo y focos de contaminación ambiental y visual indignos de una ciudad como la nuestra y más por el alto precio que, con recursos del erario municipal, se paga a la empresa responsable – que no lo es – de la tarea de recoger en tiempo y forma para retirarla de la vía pública.


            Desde que se otorgó la concesión del aseo público por el gobierno municipal encabezado por el hoy titular de Asistencia Social en el Gobierno del Estado, Alberto Esquer Gutiérrez, la tarea de mantener limpia a la ciudad no ha sido en las condiciones en que se pactó el convenio, lo que se ha venido denunciando por los ciudadanos y que, según se dijo por parte de las autoridades locales actuales en el Municipio de Zapotlán el Grande, se va a sancionar mediante un procedimiento legal para cancelar el contrato con la empresa concesionaria del servicio.





            Independientemente de que se cumpla o no lo manifestado por las autoridades municipales en turno en Zapotlán el Grande, el problema de la basura está presente y es causa de otros problemas que contribuyen a la contaminación ambiental, no solamente porque está expuesta a horas del día y de manera frecuente, sino porque mucha de esa basura, durante el presente y abundante temporal de lluvias que por fortuna se tiene actualmente, es parte de la causa por la cual se tapan las alcantarillas o bocas de tormenta, provocando grandes encharcamientos y que parte de la misma basura quede desparramada en la vía pública.


            Bueno fuera que las autoridades municipales dedicaran tiempo y lo que sea necesario para invitar a la sociedad guzmanense para sea un poco más responsable con el manejo de la basura que se genera en los hogares, que se respeten las horas de sacarla para su retiro y que no se deposite donde mejor le parezca a la gente, que esta tarea de inhibir la mala costumbre de tirarla en la calle, dejarla colgada de alguna rama, barda o hasta en cajas de los vehículos, no sea de los mismos vecinos afectados, muchos de los cuales hasta invierten recursos económicos propios para sugerir o de plano amenazar con denunciar, a quienes les dejan la basura en el frente o costados de sus casas.


            Pero, definitivamente, nada de esto prosperará si antes no resuelve, de fondo, el problema de la deficiente tarea de recoger la basura por parte de la concesionaria, tarea que es obligadamente de las autoridades municipales, que tienen la facultad para prescindir de los servicios contratados, a muy alto costo y con muy pobres resultados, pues está visto ya que no se ha cumplido lo prometido y la situación es ya insostenible, pues cada vez más Ciudad Guzmán, como ciudad, presenta un pobre aspecto visual; basura por todos lados, calles sin iluminar y baches para practicar habilidades en el manejo de autos y camiones de todo tipo, es decir, vamos de mal en peor.

           

No hay comentarios.:

Publicar un comentario