domingo, 11 de septiembre de 2022

El suicidio, cuarta causa de muerte


  

Juan José Ríos Ríos
El Volcán/Guzmán

   

Un tema que poco se ha venido considerando en México y que incide fuertemente entre las causas de muerte en la población joven del país, es el Suicidio. Por considerarlo de interés público y porque es información oficial que tiende a destacar este problema social que afecta a cientos de familias de casi todas las condiciones sociales, reproducimos, íntegramente; el boletín que sobre el asunto difunde el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI):



            Indican que en el 2021 sucedieron 8 351 fallecimientos por lesiones autoinfligidas en el país, lo que representa una tasa de suicidio de 6.5 por cada 100 mil habitantes. Los hombres de 15 a 29 años son el grupo con más riesgo, ya que ocurren 16.2 suicidios por cada 100 mil hombres entre estas edades. El suicidio en personas de 15 a 29 años constituye la cuarta causa de muerte.


            La Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (IASP por sus siglas en inglés) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) instituyeron el 10 de septiembre como el Día Mundial para la Prevención del Suicidio. El objetivo es que las naciones implementen y promuevan acciones para su prevención y que en todo el mundo se fomenten compromisos y medidas prácticas para prevenirlos.





            Con el propósito de contribuir a esta causa, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) ofrece información actualizada sobre estos hechos. En esta ocasión, se concentra en los suicidios de las personas de 15 a 29 años, pues, según las últimas estimaciones de la OMS, son la cuarta causa de muerte en este grupo.

            En 2021, las estadísticas de mortalidad reportaron que del total de fallecimientos en el país (1 093 210), 8 351 fueron por lesiones autoinfligidas. Esto representa una tasa de suicidio de 6.5 por cada 100 mil habitantes. De los decesos por esta causa, destaca que los hombres tienen una tasa de 10.9 suicidios por cada 100 mil (6 785). La tasa para las mujeres es menor: 2.4 por cada 100 mil (1 552).

            El grupo con mayor riesgo de fallecimiento por homicidio es el de las personas de 15 a 29 años, con una tasa de 10.4 por cada 100 mil. A este sigue el grupo de 30 a 59 años, con 8.3 por cada 100 mil. Los hombres de 15 a 29 años son el grupo con mayor riesgo debido a que ocurren 16.2 suicidios por cada 100 mil hombres entre estas edades.

            Las personas que lamentablemente recurren a este método de quitarse la vida, pocas de ellas dejan testimonio acerca de la o las razones que los orillan a tomar esta decisión, las más quedan anónimas, dejando un dolor extra entre los miembros de la familia que les sobreviven, y creando especulación que en torno se deriva por quienes, al enterarse, catalogan como el hecho como derivado de problemas emocionales o de romances mal correspondidos.





            Las más de las veces, se ha dicho oficialmente, quienes se suicidan, además de ser personas jóvenes y más varones que mujeres, tienen problemas personales, de trabajo o familiares, y quienes están en su entorno o conviven con ellos, no notan o valoran el estado de ánimo en que se pueda encontrar el futuro suicida y por lo tanto no hay el acercamiento y diálogo humana con éstas, incluso en el mismo seno familiar.


            Una vida no tiene precio, muchas veces se escatima la ayuda oportuna a la persona que muestra comportamientos extraños, no habituales, para buscar la solución a lo que pueda estar experimentando o viviendo, ese ausentismo, ese desinterés favorece en mucho la decisión final por la que se inclina una persona que, en su desesperación, se priva de la vida por considerar que su problema o situación no tiene solución alguna.


            Por ello la invitación a los padres de familia, a los maestros, a los compañeros de trabajo o a los amigos de quienes se comporten de una manera extraña, ausentes, deprimidos y con signos visibles de que algo no anda bien en ellos, a que brinden tiempo, interés y la ayuda que sea necesaria para evitar, en lo posible, un terrible desenlace. No vale indicar que no se tuvo tiempo, dinero o porque no se percataron de la situación, después de que alguien, un joven, se haya ido para siempre mediante lesiones autoinflngidas que le ocasionen la muerte.

           




EN LA REGIÓN VAN 18

 

Los dos últimos casos se dieron esta semana, un menor de edad en Sayula y un hombre en Tuxpan.


Personal de la Fiscalía del Estado lleva a cabo las primeras investigaciones para esclarecer la muerte de un joven de tan solo 17 años de edad, quien fue encontrado sin vida en el interior de su domicilio con un disparo en la cabeza.


Los hechos ocurrieron la tarde del miércoles 7 de septiembre cuando se reportó que en la finca marcada de la calle Juárez en la cabecera municipal de Sayula, se encontraba una persona sin vida.


Oficiales de la Guardia Nacional División Caminos tomaron conocimiento de la muerte de un hombre en la carretera libre Colima – Ciudad Guzmán, localizando el cuerpo de un masculino que se encontraba con una soga atada a su cuello y el otro extremo al contenedor de la unidad de carga que se encontraba a un costado de la carretera.


Así que las estadísticas en la región en este año son:

 

Zapotlán 5
San Gabriel 3
Tamazula 2
Zacoalco 2
Zapotiltic 1
Tapalpa 1
Atoyac 1
Techaluta 1
Sayula 1
Tuxpan 1

 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario