martes, 6 de septiembre de 2022

El por qué no quieren la Reforma



Juan José Ríos Ríos

 

 

Ante el recurrente engaño que se trata de hacer a la opinión pública, respecto a la iniciativa de reforma constitucional en materia electoral, cuando se argumenta que es un retroceso, afectaría al INE y con ello a la “democracia”, es necesario que se conozca por la población la parte medular del proyecto, que los dirigentes nacionales del PAN, PRI y PRD, dicen votarán en contra.



            En el aspecto económico, que es donde realmente les duele a los políticos que se oponen, la propuesta representará un ahorro aproximado de 24 mil millones de pesos, con base en los cálculos del gasto que se realiza actualmente, tiene el propósito de garantizar elecciones limpias y libres; la aplicación plena de la democracia para que se elija a los representantes y se procure la participación de todos los mexicanos.


            Incluye también la reducción del número de diputados y senadores plurinominales, del financiamiento a los partidos políticos, la reducción del costo de las elecciones y la implementación del voto electrónico dentro y fuera del país. De esta manera los procesos electorales en el país, dejarán de ser los más caros del mundo y habrá procedimientos modernos para que finalmente se instaure, se normalice la vida democrática con la participación directa de los ciudadanos, lo que se busca materializar cambios a la legislación a través de 18 artículos constitucionales y 7 transitorios.





            Respecto del ahorro de 24 mil millones de pesos que se pretende, que es de hecho un  reclamo de la mayor parte de la sociedad mexicana, el que se deje de estar gastando dinero en los procesos electorales y se destine a temas sociales, de infraestructura y de educación.


            De aprobarse, la reforma a la ley se creará el Instituto Nacional de Elecciones y Consultas (INEC) integrado por ciudadanos postulados por los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, los cuales elegirá el pueblo de manera directa en el primer domingo de agosto, sustituyendo al actual órgano electoral que contempla una reducción de los consejeros del INE, 11 en la actualidad a siete de manera directa.


            No menos importante es el hecho que la propuesta impulsa la federalización de las elecciones para que desaparezcan los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLEs), así como los tribunales electorales locales. La Cámara de Senadores se reducirá a 96 representantes y, en el caso de la Cámara de Diputados, se prevé que pase de 500 a 300 integrantes.





            Se resalta que disminuir 200 diputados en el Congreso de la Unión es un avance fundamental manteniendo evidentemente la pluralidad que requiere el país. En los Congresos locales también habrá una disminución; se establecerá un rango mínimo de 15 y un máximo de 45 diputados locales con base en el número de población de las entidades federativas.


            Contempla también la reducción de integrantes de los ayuntamientos al establecer un límite de hasta nueve regidores de forma proporcional a la población de cada municipio.
Eliminará financiamiento público ordinario de partidos políticos nacionales y locales; reduciendo los tiempos en materia electoral en radio y televisión.

            Finalmente se propone que la participación ciudadana sea del 33 por ciento en la consulta de Revocación de Mandato, para que sea vinculante.


            No es todo, pero con lo aquí reproducido se puede entender el por qué tanto enojo, hay tanta oposición, la realidad es que se verían afectados los partidos y sus políticos eternizados en el poder, con salarios exorbitantes para los funcionarios del INE, y no es tanto que su postura sea en defensa de la democracia, dizque representada por el INE, sino porque se verían privados de mucho dinero público que debe de tener algún beneficio para las mayorías, ya basta que unos cuantos vivos se queden con él y de paso sigan entregando bienes nacionales, comprometiendo el futuro del país y de las próximas generaciones.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario