domingo, 11 de julio de 2021

¿Habrá fiestas, habrá festival?


  

Juan José Ríos Ríos

 

 

En el séptimo mes del año 2021 y a poco tiempo de los de agosto y octubre del mismo, personas de Ciudad Guzmán se preguntan: ¿Habrá fiestas patronales… o…  ¿Habrá festival de la ciudad? Aunque parece muy anticipado y a la vez complicado conocer estas dos posibilidades, primero porque faltan varias semanas para la celebración de la fundación de la ciudad, y más para las Fiestas Josefinas de Octubre pero, también, por las nuevas condiciones que presenta en la actualidad la incidencia de la pandemia por la mutación del virus Covid 19, y por lo que no se ha anunciado nada a nivel oficial.



            Sin duda y dadas las advertencias que ha hecho el sector salud Jalisco y el propio Gobernador Enrique Alfaro, en el sentido del repunte de los contagios y fallecimientos a causa de este mutante virus, y por la actitud irresponsable en que han caído muchos ciudadanos al no respetar las condiciones impuestas para transitar por las calles, negocios, antros, cantinas y sitios donde se hace turismo, el panorama no es muy claro y ambos eventos locales son masivos y están muy próximos y son de los que requieren mucha preparación para una buena celebración, y más las fiestas patronales de octubre en honor a Señor San José.


            Fuera de esta posibilidad, la realidad es el comportamiento en que han caído ciudadanos de todas las edades, principalmente los jóvenes, al no portar los llamados cubrebocas, no respetar la sana distancia, el uso del gel antibacterial y de privarse de acudir a los eventos multitudinarios en donde todo hay, menos seguridad para los asistentes al violentarse todas las medidas. A esto hay que agregar también que, en la mayoría de los negocios, tiendas y ya no se diga changarros, se ha echado a un lado el uso del tapete, exigir a los clientes la portación del cubrebocas y no ingresar a éstos sin antes haber utilizado tapetes, toma de temperatura y el uso del gel.


          


  Este panorama parece no preocupar a muchos, incluidos algunos padres de familia, al permitir que sus hijos hagan lo que les viene en gana. Claro, son otros tiempos, ahora los hijos de familia son o se sienten más independientes de sus propios padres, los hay también cuyos papás no se preocupan más por el trabajo, por las relaciones sociales y poniendo el ejemplo a sus hijos que es mejor hacer lo que me parece en lo personal, que lo que conviene, para sí mismo, y para los demás, la comunidad en la que uno vive, es decir no hay respeto para sí, por su salud y por su propia vida, los demás no cuentan.


            El caso más reciente de contagios que tiene la atención nacional es el ocurrido en Puebla, cuando un grupo de jóvenes que egresaban de su educación media superior, y que para su graduación habían organizado un festejo en Cancún que les otorgaría una empresa privada previo pago de $17 mil pesos por individuo, que prefirieron no perder el dinero y arriesgarse al contagio, lo que denota que la imprudencia puede más que la seguridad, es bien cierto que la juventud tiene muchos ímpetus y lo que menos tiende es a respetar las reglas, pero no cuidar su propia salud y vida, realmente no tiene explicación. Como resultado se habla de varios de ellos padeciendo el virus.


ico que tiene atractivo para los visitantes nacionales e internacionales, como sucede en otros sitios con otro tipo de atracción, parece que tiene más valor en que operen antros, cantinas, bares, restaurantes, centros comerciales, que se lleven a cabo eventos masivos, etc., que cuidar y respetar la salud pública. En el caso de Cancún raya en cinismo, pues se tienen casos de personas, entre estas jóvenes, que fueron detenidos en la vía pública y por las fuerzas policiales porque no portaban cubrebocas, a quienes se les aplica multas de tipo económico o bien detención en prisión por un determinado número de horas. Mientras esto se da en la vía pública, en los centros donde acuden miles de turistas, jóvenes en su mayoría, no hay ley, no hay reglas, todo es libertinaje. Pudiera decirse que la tentación allí está, los que deciden son los que no respetan reglas ni se cuidan ellos mismos. Ojalá cambien las condiciones y tengamos, además de una repuesta a estas preguntas, ambas celebraciones. Que así sea.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario