jueves, 29 de julio de 2021

La consulta popular


  

Víctor Hugo Prado

 

 

No se distraigan, es la columna de Denise Dresser que esta semana publica en el Diario Reforma sobre la consulta popular que se llevará a cabo el próximo primero de agosto y que el gobierno promueve como un factor de decisión para juzgar a los expresidentes y acabar con la impunidad. Que, por cierto, la pregunta no dice eso. Dresser, como muchos mexicanos, plantea no votar, para no avalar una farsa. Caracteriza a la consulta como un distractor más con la que se deja de lado la atención a temas relevantes del país. Lo cierto es que, qué mal precedente se sienta, en lo que pudo haber sido el primer ejercicio de democracia participativa, que tocara temas de fondo y realmente importantes para la vida de los mexicanos.




Si el gobierno actual, tuviera como fin verdadero investigar la corrupción, castigar culpables de ella, proveer justicia y garantizar la reparación del daño a víctimas, no se necesitaría una consulta. Aplicar sí o no la Ley no es tema de consulta. Es de cumplir con las funciones, atribuciones y responsabilidades que establecen las leyes. Las que el Presidente protestó cumplir, las que el Fiscal General de la República protestó cumplir, las que protestaron los cientos de funcionarios que forman parte de la administración pública federal.




Dresser, propone en su texto que, en lugar de ir a votar para avalar una farsa, hagan propias varias preguntas que ella lanza. Entiendo que hacerlas propias en parte es socializarlas, le mencionaré por razones de tiempo algunas de ellas:


 

1.- ¿Por qué durante los últimos tres años la FGR no ha presentado una denuncia formal contra Enrique Peña Nieto por corrupción y enriquecimiento ilícito?

2.- ¿Por qué el gobierno no ha creado una Comisión de la Verdad para esclarecer y juzgar violaciones a los derechos humanos a partir de la militarización decretada en 2007?

3.- ¿Por qué se suspendió la investigación a Manuel Velasco del PVEM por desvío de fondos a empresas fantasmas?

4.- ¿Por qué México disminuyó por segundo año consecutivo en su eficacia para combatir la corrupción, bajando del lugar 11 al 15, de acuerdo con el Índice de Capacidad para Combatir la Corrupción desarrollado por el Americas Society y Control Risks?

5.- ¿Por qué, si el objetivo del gobierno es terminar con la corrupción y la impunidad se sigue protegiendo a personajes que la encarnan como Manuel Bartlett?

Cinco de dieciocho preguntas que seguirán vigentes y marcando a un gobierno empeñado en generar distractores mientras que el país se hunde.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario