lunes, 26 de julio de 2021

Vidas centenarias, sacerdote Agustín Montes Segura

 


  

“Y si le cierran el templo por COVID-19 Él confiesa en su automóvil”.

 

 

René Chávez Deníz

 

 

El Pbro. Agustín Montes Segura nació el 27 de julio de 1921 según datos obtenidos del acta original del registro civil de Tecalitlán, Jalisco.



Sin embargo, el Padre Agustín menciona “Yo nací el 23 de julio de 1921 en Tecalitlán, Jalisco”.


Los papas del padre Agustín fueron Mariano Montes Ochoa y Ma. De Jesús Segura Avalos.


Fueron 8 en su familia cinco hermanos y tres hermanas solo vive una de ellas en la ciudad de Zapopan.


En el año de 1946 ingreso al seminario de Guadalajara, Jalisco, en el año de 1951 lo envían a Estados Unidos a culminar sus estudios seminaristicos al Seminario interdiocesano de Montezuma. Y el 6 de abril de 1957 fue ordenado sacerdote. Actualmente cuenta con 64 años de vida sacerdotal.


A los 78 años de edad renuncio a su ministerio sacerdotal sin embargo actualmente se desempeña como sacerdote emérito y radica en el municipio de Tepatitlán, Jalisco.


Al Padre Agustín Montes Segura actualmente nada lo detiene. Cuando tenía cinco años le tocó vivir la época Cristera, sabe lo que es pasar por momentos difíciles y sabe que los feligreses necesitan de Dios y sanar su alma, por ello, aunque cerraron el acceso al Santuario del Señor de la Misericordia, y con ello el acceso a los confesionarios, el padre Agustín ideó la forma de seguir confesando, lo hizo en su automóvil a las afueras del templo.



A sus 100 años, el sacerdote no ha dejado de hacer lo que más le gusta, y aunque Él está entre las personas con mayor riesgo de contagio del Covid-19, eso no evitó que siguiera confesando en las bancas de afuera del templo, ya que dentro del confesionario no se podía, esto para mantener una sana distancia.


Sin embargo, unos días tuvo que lidiar con un nuevo obstáculo, y es que el 26 de abril del 2020 las puertas del atrio del Santuario del Señor de la Misericordia se cerraron para evitar que acudieran las personas en masa a visitar y agradecer al Señor en el interior del templo, debido a la peregrinación que ocurre durante los días 28, 29 y 30 de abril, que ese año fue cancelada.


Por ello el padre Agustín ideó la manera de seguir confesando a las personas, si éstas no podían entrar al templo, Él saldría y lo haría en su automóvil y con cubre bocas, para acatar así las medidas de prevención que el gobierno exige, por lo que durante 6 días el sacerdote se estacionó frente el templo y de 5:30 a 7:30 de la tarde confesó a todo aquél que quería aliviar su alma.


Así el padre, con sus 100 años de edad, continúa siendo un ejemplo a seguir, vocación y servicio es lo que le ha distinguido a lo largo de sus años, y la edad no lo ha apartado de seguir ayudando en las labores del Santuario, ni siquiera una pandemia logró detener al sacerdote.


En el marco de la celebración de sus 100 años de vida se realizará una misa de acción de gracias a las 12 del día en el templo de San Tranquilino Ubiarco en Tepatitlán, Jalisco.


¡Muchas Felicidades Padre Agustín, Dios lo colme de Bendiciones!


No hay comentarios.:

Publicar un comentario