jueves, 6 de enero de 2022

Irnos al recinto Ferial, sería la quiebra: comerciantes

 


 

 

>El gobierno municipal les ha hecho saber que ya no podrán realizar sus actividades en la plaza principal.

 

 

Juan José Ríos Ríos
El Volcán/Guzmán

 

 

Comerciantes que hacen su trabajo en el Centro Histórico de Ciudad Guzmán, concretamente los que se instalan en el jardín Cinco de Mayo y que se les denomina como ambulantes, se dicen preocupados y molestos por la actitud que ha asumido el gobierno municipal que les ha hecho saber que ya no podrán realizar sus actividades en la plaza principal, por lo que tendrán que ser reubicados en terrenos del recinto ferial.



            Las quejas planteadas ante este medio informativo, la mañana del miércoles cinco de enero, fueron en el sentido de no comprender la actitud que contra ellos está asumiendo el alcalde Alejandro Barragán Sánchez, porque aparte de que su fuente de trabajo en el sitio donde se instalan tiene más de seis décadas, no es de ahora, y para muchos de ellos les significa entre el 80 y 90 por ciento de sus ingresos, son adultos mayores que todavía no reciben pensión del programa Bienestar ni tampoco tienen otro empleo que les permita solventar sus gastos.


            Indicaron que durante la temporada navideña tuvieron la necesidad de manifestarse ante la presidencia municipal porque ya no se les quería dejar instalar en la plaza principal, lo que finalmente les fue concedido, pero no les fue de todo bien, pues los días sábados y domingos, que son los de mayor afluencia de personas al jardín y por lo tanto les permite mejores ventas de sus productos, no fue así, estuvo bajo el consumo y a duras penas recuperaron los gastos hechos, sin ganancias.






            El que se les quiera reubicar en terrenos del recinto ferial, como afirman es el propósito del alcalde Barragán Sánchez, sería para la mayoría de los comerciantes ambulantes prácticamente su quiebra total, porque si al jardín no acude la gente, como sucedió los fines de semana del pasado mes de diciembre por la Navidad y año nuevo, menos lo harán para ir a donde los quiere reubicar para consumir un hotdog, churros, cañas, tostadas o cualquier otro de los productos que ponen a la venta cuando se instalan en la plaza.


            Esperan que el alcalde reconsidere su postura, que tome en cuenta que muchos de los comerciantes ambulantes son personas mayores de edad, no tienen más ingresos que los que les proporciona su trabajo, los que tienen hijos están estudiando o de plano no encuentran trabajo, por lo que les sería imposible salir adelante sin las pocas ganancias que les genera el instalarse en la plaza principal, que tampoco es una garantía de éxito, están sujetos a condiciones climáticas, medidas por la pandemia y a la voluntad de los ciudadanos, tanto pata ir a la plaza con la familia y para consumir los productos que ponen a la venta.

           

No hay comentarios.:

Publicar un comentario