miércoles, 2 de junio de 2021

Extinción de abejas mataría humanos: expertos


 

 

 

Juan José Ríos Ríos
El Volcán/Guzmán

 

 

El doctor José María Tapia González, en su conferencia denominada “Importancia de las abejas en la conservación de los ecosistemas, la producción de alimentos y la producción de oxígeno”, destacó el papel de estos insectos en el mantenimiento de los ecosistemas al ayudar en la producción de alimentos, de oxígeno y de vida, tema que forma parte de la celebración del Día Mundial de las abejas  que se lleva a cabo en instalaciones del Centro Universitario del Sur en Ciudad Guzmán, a conmemorarse el sábado 5 de junio.



            “Si la población de abejas sigue reduciéndose drásticamente como en la actualidad, es muy probable que nos quedemos sin algunas plantas productoras de alimentos o de la biodiversidad de los ecosistemas, y nuestra producción de alimentos bajaría un 30%; esto, aunado a otras consecuencias, traería la muerte de gran parte de nuestra población por hambruna”, enfatizó.


            Tapia González señaló como fuentes de pérdida de las abejas la tala de árboles, el cambio de uso de suelo, el uso de pesticidas en los cultivos y los monocultivos. Para contrarrestar este daño propuso la plantación de jardines florales o viveros que produzcan polen y néctar, trabajar con los agricultores para que cuiden sus plantas contra plagas con productos que no maten a las abejas, la reglamentación por parte del gobierno para que las protejan y certificar a apicultores para la polinización. 

 

            LEY QUE NO SE CUMPLE

 

            Ante el sombrío panorama planteado por el doctor José María Tapia González, cuando se conocen las causas que están llevando a este grave problema, de nada ha servido de que el Estado de Jalisco tenga el honor de ser el primero, a nivel nacional, de contar con una Ley de Fomento Apícola que fue aprobada en el mes de septiembre del 2015, con la que en teoría se busca la eficiencia y la producción y mejora genética de apiarios y abejas reina, y con ello la calidad de la miel y que los apicultores tengan a accesos a más recursos y apoyos para el fomento de esta actividad.





            La Ley de Fomento Apícola para el Estado de Jalisco contempla también el control de enfermedades, el uso de herbicidas y plaguicidas, la prohibición de la venta al público y la elaboración de o marcas con apariencia de miel. Faculta a los Agentes del Ministerio Público y a los ayuntamientos, con el apoyo de las asociaciones de productos del campo y la SADER, para que se actúe en la persecución de los delitos en esta materia y, sin embargo, el problema se agrava y de paso se burla la citada legislación.


            El conferencista hizo mención de las fuentes que están causando la pérdida de abejas entre las que se establece la tala de árboles, el cambio de uso de suelo, el uso de pesticidas en los cultivos y los monocultivos, acciones que están a la vista de todos, en toda la Región Sur de Jalisco y que tampoco forman parte de las acciones de los gobiernos municipales, donde la SADER no interviene para nada y mucho menos los Agentes del Ministerio Público, pues cada acción produce una reacción, pero, lamentablemente, nadie reacciona y sólo es tema de celebraciones del calendario oficial, para salir del paso.

                       

           

         

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario