jueves, 24 de junio de 2021

Más marcas registradas, reto de los productores de raicilla



 

El Volcán/Sader

 

 

Ante la cercanía de la publicación de la Norma Oficial Mexicana (NOM) de la raicilla, se aumentarán las gestiones para facilitar que se cuente con más marcas registradas de esta bebida, lo que es un paso inicial para darle valor a este destilado que cuenta a su favor con la figura de la denominación de origen desde hace dos años.



Así lo plantea el encargado del despacho de la SADER Jalisco, Salvador Álvarez García, quien afirmó que afortunadamente ya se tienen avances, como el próximo registro de 25 nuevas marcas de raicilla ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), según los reportes del gremio raicillero.


Detalló que este aumento de marcas es resultado de gestiones de apoyo al gremio de productores integrados al Consejo Mexicano Promotor de la Raicilla (CMPR), con el que también se ha trabajado en lo relacionado con el impulso de nuevas plantaciones para darle enfoque sustentable.


Insistió en que el registro de las marcas es un tema muy importante ante la exigencia de asegurar la inocuidad y trazabilidad del producto, como consecuencia de las exigencias de la próxima NOM.





El dirigente del CMPR, Alfredo Cachúa Torres, expresó que hay un escenario prometedor en el incremento de la demanda de la bebida, de manera que se deben establecer bases firmes para contar con la suficiente materia prima disponible de los agaves raicilleros, tanto en la Regiones de la Sierra Occidental, como en la Costa de Jalisco.


Hizo notar que, en la medida de lo posible, hay un reto de pasar de 250 mil litros (meta de este año), a un millón en un lapso de cinco años.


Por su parte, la extensionista Raquel Roque indicó que un reto importante es que las zonas productoras de raicilla, la Sierra y la Costa, conserven sus identidades en el proceso de producción, su materia prima y las características sensoriales del producto terminado.


Roque también puntualizó que cada región tiene su tradición y cultura en su raicilla, dado que esto se remonta al uso del alambique árabe en la Región Sierra y el alambique filipino en la Región Costa, entre otros aspectos que dan identidad al aguardiente de cada región.


El decreto de la denominación de origen de la racilla señala que también se establecerá en la NOM, las categorías de la raicilla, como Joven, Blanco o Plata. Una raicilla incolora y translúcida que no es sujeta a ningún tipo de proceso posterior.


La Envejecida o madurada en vidrio: Raicilla estabilizada en recipiente de vidrio más de 12 meses, bajo tierra o en un espacio con variaciones mínimas de luminosidad, temperatura y humedad.


Reposada u oro: raicilla que debe permanecer entre dos y 12 meses en recipientes de madera, en un espacio con variaciones mínimas de luminosidad, temperatura y humedad.


Añejada: que supone ingredientes para lograr sabores lo que se conoce como abocado. Raicilla que debe permanecer más de 12 meses en recipientes de madera, en un espacio con variaciones mínimas de luminosidad, temperatura y humedad.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario