domingo, 20 de junio de 2021

Espacios públicos subutilizados



 

Juan José Ríos Ríos
El Volcán/Guzmán

 

 

Las obras realizadas por la actual Administración Municipal de Zapotlán El Grande en zonas que antes eran sitios abandonados, llenos de maleza y hasta depósitos de desperdicios, de basura y sin beneficio alguno para la ciudad y sus habitantes, lamentablemente no tienen el uso que se supone debieran darle los ciudadanos al ser, además de accesibles, espacios al aire libre, dignos, equipados para que debieran ser utilizados por la gente, lo que lamentablemente no se da o es muy pobre la asistencia a ellos.



        

    Uno de estos espacios se ubica en el tramo de la calle Ramón Corona, esquina con la de Degollado al norte, mientras que al poniente cruza la de Ignacio Zaragoza. En este sitio, antes una zona llena de maleza, basura, desperdicios y hasta de malos olores porque había descargas domiciliarias al cauce del Arroyo Los Guayabos en su curso hacia la parte baja de Ciudad Guzmán, en donde ahora existen algunos pequeños negocios que hacen su lucha por sobrevivir ante la escasa clientela que los visita, pero donde lo construido no tiene el uso ni el beneficio que se pensaba otorgaría a los ciudadanos y a la misma ciudad.


            En esta zona, además de un adecuado encauzamiento de la ruta natural de lo que antes era un flujo de agua constante de las montañas a través del cauce del Arroyo Los Guayabos, hay espacios cubiertos para posibles reuniones de personas, para la realización de eventos sociales, presentación de grupos musicales, representaciones de teatro o cualquier otra actividad que les de vida y sean atractivos suficientes para que la gente disfrute al aire libre, de lo que se le pueda ofertar y de las propias instalaciones, claro con un uso moderado debido a la pandemia y para que se conserve lo hecho con recursos públicos.





            Luce bien este espacio gracias a las siembras de algunas especies de plantas de ornato y del arbolado incluido a los laterales del cauce del arroyo, brinda una imagen muy distinta, además de confiable, sana, segura y sin los ruidos habituales en otros espacios públicos, tal vez hace falta que las personas conozcan más sobre su existencia con su promoción, con la realización de eventos gratuitos que promuevan la cultura, el sano esparcimiento y la reunión de las familias para quienes se supone se hicieron las obras. También hace falta que sus ingresos atraigan a los visitantes, que se les coloque al frente señales que indiquen su presencia e inviten a ingresar al lugar, ésta es una obra que no tiene el acabado que merece y que tal vez por lo que pasa desapercibido por la gente.


            Un poco de mejor suerte tiene el proyecto hecho por el lado norte del cauce del canal hidrológico, localizado por la Avenida Cruz Roja, en la colonia del mismo nombre, colindante con el Club Zapotlán, proyecto que está más a la vista, totalmente al aire libre y por una zona con mucho tránsito de vehículos y personas, gracias también a los trabajos de mejoras hechos en la pavimentación con asfalto, banquetas amplias, luminarias, plantas de ornato y arbolado, tanto por la avenida como en el mismo caminamiento o parque, dotado también de mobiliario para la gente, sitio en el que se ven más personas jóvenes y adultos haciendo uso de la sus instalaciones, lo no que no se tiene en el tramo del Arroyo Los Guayabos mencionado.


       

           

No hay comentarios.:

Publicar un comentario