lunes, 7 de junio de 2021

Fomentar la cultura de la donación de órganos y tejidos es tarea diaria

 


 

El Volcán/SSJ

 

 

El fomento de la cultura de la donación de órganos y tejidos ayuda a dar esperanza de vida a miles de pacientes que requieren de un trasplante como única cura a enfermedades en etapa progresiva e irreversible como son: insuficiencia renal crónica, hepática, cardiaca, pulmonar, ceguera, leucemia, entre otras.


            Por ello, en el Día Mundial del Paciente Trasplantado, que se conmemora hoy 6 de junio, la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), a través del Consejo Estatal de Trasplantes de Órganos y Tejidos (CETOT), hace un reconocimiento a todas las personas y familias que al convertirse en donadoras han hecho posible salvar la vida de otros, un acto de gran humanismo, que pone el ejemplo al resto de la sociedad y que es base para una importante alternativa terapéutica en nuestro estado.

            Jalisco se ha distinguido como líder a nivel nacional en pacientes trasplantados. De 2013 a mayo de 2021, en la entidad se han realizado 7 mil 852 trasplantes de órganos y tejidos como riñón, hígado, corazón, páncreas, córnea y hueso.

            El año 2020 significó un reto para los trasplantes en todo el mundo a causa de la pandemia por SARS-CoV-2, y se vieron afectados los programas de trasplantes. Para reactivarlos el CETOT preparó protocolos de seguridad y pronto, a finales del año pasado, la Guía de Recomendaciones en Donación y Trasplante en Tiempo de COVID-19, lo cual ha permitido que los hospitales de Jalisco, públicos y privados, con programa de trasplantes hayan sido los primeros en reabrir paulatinamente sus programas.





            En lo que va del 2021 en Jalisco se han realizado 221 trasplantes, 159 de riñón 8 de hígado y 54 de tejidos.

            La SSJ invita a la población a apoyar la donación de órganos. No basta el solo deseo personal para ser donador, si la persona es mayor de 18 años, es importante que lo manifieste en vida con sus familiares, ya que si llega a fallecer es la familia directa quien tendrá la última decisión para poder donar los órganos. Cuando un menor fallece es facultad de los padres o tutores asumir la decisión.

            Las personas pueden ser donadoras en vida, siempre y cuando el órgano a donar no afecte las funciones que requiere el organismo para mantener un buen estado de salud. Al fallecer (a cualquier edad) aquel individuo que pierde la vida por muerte encefálica determinada por un médico especialista en un hospital autorizado puede la familia donar sus órganos y /o tejidos, un regalo que puede salvar a varias personas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario