domingo, 5 de junio de 2022

Leonel Guerrero Cisneros o una realidad con perspectiva de cómic


 

Fernando G. Castolo

 


Si por alguna extraña razón este fuera el último texto que publico, quiero dedicárselo a un personaje que ha sido relegado injustamente de esa selecta relación de Notables Zapotlenses y, en parte, ello se debe a su propia personalidad; una personalidad prolija, pero alejada de todo contacto dentro de nuestro plúmbeo contexto.



Ello, claro, le ha permitido mantenerse dentro de un espectro de cierto modo introvertido; quizá, por eso pasa desapercibido en el horadar de nuestra cotidianidad. Para fortuna de los zapotlenses tenemos entre nosotros al único vecino que se ha dedicado al arte del cómic: dibujos y narrativas con una original identidad que crearon al defensor de Ciudad Guzmán: Jonathan Jekill.


La serie de cómics se encuentran inspirados en este entorno urbano, donde la fantasía de su creador le ha dotado de un halo futurista gótico. El protagonista, quien a veces nos recuerda a los épicos detectives de algunas series televisivas, es un celoso buscador de la verdad dentro de las oscuras aventuras en las cuales se ve envuelto.


De repente Ciudad Guzmán adquirió una impronta en la realidad virtual; ya no era aquel valle del maíz con que le identificaron antaño poetas. Ciudad Guzmán se transformó en una metrópoli universal como podría ser Chicago, Los Ángeles o la utópica Ciudad Gótica.


La serie de cómics circularon en el primer decenio del presente siglo, y su éxito fue enorme: revistas, muñecos, galardones, exhibiciones... Jonathan Jekill era la sensación entre los amantes del cómic, coleccionistas y curiosos nos interesamos en adquirir las novedades en torno a estas historietas inspiradas en Zapotlán.





 Nunca nadie se había atrevido a trastocar el entorno típico con el cual fue asistida nuestra ciudad por siglos; sin embargo, debemos de acotar y de reconocer que esta fabulosa transformación se realizó con un respeto total y con un alto sentido de creatividad que fue reconocido en diversos foros locales, estatales, nacionales e internacionales.


El responsable de la reinvención de la ciudad como un referente en el cómic se lo debemos a Leonel Guerrero Cisneros (Ciudad Guzmán, 1974), un personaje que renunció a narrar historias por verdadera repugnancia a la reiteración, rompiendo con los estereotipos cansados de la crónica; pero que, en cambio, nos obsequió un mundo que fluctúa entre la realidad y el ensueño, en una suerte de realismo mágico que le permite deambular en una dimensión que nos es ajena, como ajena ha sido su personalidad en la realidad de Ciudad Guzmán, el entorno dentro de la cual cohabita y es parte de su cotidianidad.


TAMBIÉN PUEDES LEER:


Zapotlense conquistó ¡Hollywood!






1 comentario:

  1. Felicidades Leonel, por seguir cosechando el reconocimiento de tu esfuerzo!! Saludos de Nacho González.

    ResponderBorrar