miércoles, 10 de junio de 2020

SADER impulsa café y cactáceas en el Llano en Llamas





>La pitajaya se introduce en esta comarca.


El Volcán/Sader


Con el fin de impulsar alternativas en la región del Llano en Llamas, se tiene en marcha un proyecto de producción sustentable de café y de cactáceas, además de la dotación de maquinaria para la producción de maíz, en un Proyecto de Desarrollo Territorial (Prodeter) en el municipio de Zapotitlán de Vadillo, otra demarcación de la geografía rulfiana.



Las cactáceas, sobre todo pitayas, han sido parte del paisaje de esta región. Las que con este proyecto serán impulsadas para el aprovechamiento de su fruta y de su forraje para el ganado.

Este proyecto supone la inversión de 4.2 millones de pesos e involucra a 291 productores de cuatro comunidades: San José del Carmen, El Tecuán, la cabecera municipal y Perempitz.

Al respecto, la coordinadora del Prodeter de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER Jalisco), Minerva Medina Enríquez, resumió las acciones promovidas: “Fue el vivero de pitaya y pitajaya con material vegetativo y el riego (para su cultivo). Y luego fue el vivero de café con riego para plantas criollas, para dos mil plantas criollas. Y luego es la central de maquinaria para la cuestión agrícola, específicamente maíz para atender 150 hectáreas”.





Medina Enríquez destacó que entre los aspectos relevantes destaca la facilitación de instrumentos técnicos y de infraestructura para el impulso de productos oriundos de la región, como el café, la pitaya y el maíz; así como la introducción de la pitajaya, una cactácea que ha tenido un éxito importante en su comercialización en favor de productores de varios Estado del Sur del país.

Al respecto, el extensionista de este proyecto Juan Jesús Vázquez Ricardo, refirió que la introducción de la pitajaya al sector rural de este municipio provee la posibilidad de generar una alternativa de rentabilidad en la producción de cactáceas en forma complementaria al aprovechamiento tradicional de la pitaya.

Resaltó que la pitajaya tiene una gran rentabilidad, sobre todo en el mercado de exportación donde cada fruta se cotiza en tres dólares por pieza ya puesta en Estados Unidos, por lo que es muy atractivo para venta al exterior. En el plan de establecimiento de esta cactácea, detalló que se pretende tener de mil a mil 500 plantas por hectárea, las que al contar con el apoyo del riego tendrán un ciclo agrícola de menor duración.




Este agrónomo hizo notar que las pitayas (género Stenocereus) de esta microrregión son de otra variedad distinta a las de Techaluta, por lo que tienen mayor cantidad de azúcar (por su mayor contenido de grados Brix)  que les confiere un sabor distinto.

En cuanto a las pitajayas (género Hylocereus), indicó que se espera que dentro de tres años se tenga la primera cosecha de esta cactácea, luego de que ya se tienen plantaciones del material vegetativo que se trajo del Estado de Veracruz. 

A simple vista una planta de pitaya tiene sus brazos más firmes, en comparación con los brazos flexibles y caídos de la pitajaya, cuyo fruto es más grande que el de la pitaya. 

Sobre el café, Vázquez Ricardo expresó que se inicia con la renovación de los cafetos a partir del vivero para luego avanzar en el procesamiento del grano, lo que supondrá el sacado y molienda para tener las bases de que en un futuro cercano se pueda directamente el producto ya tostado con una marca propia para tener mejor rentabilidad.

El extensionista agregó que los cafetales de variedad criolla tienen a su favor mayor resistencias a algunas plagas.   




No hay comentarios.:

Publicar un comentario