jueves, 11 de junio de 2020

Burlan la Fase Cero






Juan José Ríos Ríos
El Volcán/Guzmán


Pese al esfuerzo que han hecho las autoridades municipales y del sector salud en Ciudad Guzmán para evitar la presencia y contagio del COVID-19, muchos ciudadanos hacen caso omiso y rompen reglas e incumplen medidas establecidas para proteger de la pandemia, como sucede muy marcadamente en el tianguis municipal y en algunos establecimientos que funcionan con la entrega del distintivo, al haber cumplido con los protocolos sanitarios de la Fase Cero dictados por el Gobierno del Estado dentro del Plan de Reactivación Económica de Jalisco.



            En el tianguis municipal ya se permite el ingreso de cuantas gentes quieren hacerlo, no importa la edad, no se toma la temperatura, solamente se aplica unas gotas de gel antibacterial en el ingreso, y aunque permanecen restringida la entrada de vehículos y hay un policía auxiliando a la persona que proporciona el gel, los consumidores, en cuanto están dentro del espacio que ocupa este sitio público, se olvidan de la sana distancia, no hay una compra ordenada de los productos, a los comerciantes sólo les interesa vender y a sus clientes comprar, no importa todo lo demás. Y aunque la mayoría de los consumidores portan cubrebocas, no hay ni tapete con satinizante y mucho menos orden en el lugar, se convierte en un peligroso punto de contagio en la ciudad.

            En cuanto a la Fase Cero, ya son alrededor de 800 unidades las que se han colocado en los ingresos de los establecimientos que comenzaron con la apertura desde el 18 de mayo, pertenecientes a los sectores de servicios, comercio e industria y que llevaron a cabo el proceso para la obtención del distintivo a través de la plataforma de SIRA, en la Coordinación de Desarrollo Económico o en la oficina de Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de Ciudad Guzmán.

            El distintivo garantiza que el establecimiento cuenta con las medidas sanitarias obligatorias y brinda al consumidor la certeza de realizar sus compras con seguridad, en un ejercicio de responsabilidad mutua ante la contingencia, lo malo es que la gente no hace su parte, y el ejemplo es hasta en los sitios en los que se venden u ofertan nieves y otros productos de consumo rápido en la misma zona centro, pues, pese a que hay un aviso de que sólo pueden estar dentro del local tres personas, consta a quien esto escribe que hay personas que ni usan el gel, ni el tapete satinizante y mucho menos respetan el número de personas autorizadas a ingresar ni el orden de entrada. A los empleados sólo les interesa vender.



            De muy poco ha servido invitar, llamar a las personas de que si no le es muy necesario salir, se mantengan en casa y que lo haga únicamente la persona que provee o que hace las compras, el pedirles que si van a los establecimientos cumplan con los protocolos, lo que no se cumple ni en el Jardín Cinco de Mayo, pues pese a que se colocaron cintas plásticas indicando la prohibición, muchos ciudadanos, sobre todo jóvenes, sin cubrebocas, hacen a un lado las cintas, las rompen y se ponen a hacer romance como si no hubiese nada de qué cuidarse y cumplir. Esto sucede en el centro y nadie les llama la atención. Claro están grandecitos, ya saben lo que hacen, y lo que hacen es muy irresponsable.

            De esto que se está viendo no se puede culpar a quienes han hecho todo su mejor esfuerzo para evitarlo, las autoridades municipales han hecho una muy buena mancuerna para implementar y aplicar medidas tendientes a proteger a la población, a evitar su contagio de esta enfermedad mortal, las personas que se han contagiado pueden morir, como sucede en otras ciudades y poblaciones, en todo el mundo, y aún hay personas que creen que el mal es un mito, una mentira, que no existe, una actitud torpe que los pone en riesgo de contagio y de perjudicar a los demás, los que si cumplen con las medidas y han guardado más del tiempo considerado como cuarentena, con gente así, no se puede y de poco o nada sirven los esfuerzos y llamados que se les haga para que se cuiden y con ello cuiden a los demás.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario