miércoles, 10 de junio de 2020

Aumentan las quejas contra CFE







Juan José Ríos Ríos
El Volcán/Guzmán


La representación de la Comisión Federal de Electricidad ubicada por calle Federico del Toro de Ciudad Guzmán, no es solidaria con sus usuarios, pues no solamente los clientes tienen que pagar el servicio utilizando cajeros automáticos de cobro que se tienen en el ingreso del inmueble, con lo que se exponen a manipular el teclado para hacer el trámite y además sin recibir gel antibacterial, tampoco haya señales en el piso que indique la sana distancia ni personal que oriente y obligue a que se respete.



            La mañana del lunes ocho de junio este medio informativo estuvo en el lugar señalado y en donde, además, recibió quejas de una persona mayor de edad que se dijo llamar Miguel Licea González, quien se quejó de ser objeto de un cobro que consideró abusivo por parte de la CFE, pues no solamente se le incrementó la tarifa, de 400 pesos que según él pagaba bimestralmente por recibir el servicio en su domicilio, a mil 898 pesos, lo que dijo reclamó ante el personal que se encuentra en el interior del inmueble señalado líneas arriba y de quienes recibió la sugerencia de que su queja la presentara con los comprobantes del pago que se le estaba requiriendo.

            Indicó que se le estaba fincando un monto acumulando pagos presuntamente no realizados desde el mes de abril del 2019, lo que le resultaba complicado comprobar y sustentar en su queja como se le había indicado al presentarla ante el personal de la empresa, pues no guardaba los comprobantes que se entregan en el cajero cuando se hace el trámite de pago. “Además, dijo molesto, cuándo la CFE le permite a uno que se atrase con un pago, si no se hace a tiempo se corta el servicio, a mí nunca me la cortaron en ese tiempo, prueba de que pagaba el servicio de manera puntual, pero no se puede con esta gente”, agregó.




            Según las palabras de señor Licea González hay más personas que están pasando el mismo problema, pero en el momento de recibir su queja no había más que dijeran lo mismo, sólo un grupo de personas que, aunque portaban cubrebocas, no respetaban la sana distancia ni tampoco recibían del personal la dotación del gel antibacterial que se presume debería estar a disposición de las personas que acuden para hacer trámites, tampoco se vio personal empleada de la CFE vigilante de que se cumplan las reglas impuestas por la pandemia del COVID-19, lo que deja mucho que desear de una institución de gobierno que debería ser parte del ejemplo y de la estructura que protege a la población de posibles contagios.

            Lamentablemente también la oficina de atención que se menciona a modificado mucho sus sistemas en perjuicio del usuario, pues anteriormente los pagos y reclamos se hacían de manera directa con ellos y los quejosos, de alguna manera recibían respuesta a sus planteamientos, ahora no, todo lo que se refiere a pagos y trato con el usuario es a través de un cajero automático que casi siempre, al realizar el pago, sugiere que si el cliente tiene devoluciones los quiere dejar en abono para el siguiente cobro, lo que para algunas personas nunca saben si realmente se descuenta a su favor en el siguiente bimestre.

            En el cuidado de la salud de las personas, la CFE debe de tomar medidas cumpliendo las reglas impuestas por la Secretaría de Salud y el propio Gobierno Federal, por lo visto en Ciudad Guzmán no se cumplen en lo más mínimo y muchos usuarios se suman a la irresponsabilidad al no portar cubrebocas o respetar la sana distancia, algo se debe de hacer por las autoridades sanitarias de la Jurisdicción 06 y del Gobierno Municipal de Zapotlán el Grande, para que, cuando menos, las medidas de salud se apliquen y respeten en esta dependencia oficial local.
           


No hay comentarios.:

Publicar un comentario