domingo, 13 de noviembre de 2022

La victimización del INE



 

Juan José Ríos Ríos

  

 

La victimización, se denomina como el proceso psicológico de engrandecerexagerar o modificar los detalles de una historia, con el fin de que sea percibido como una víctima. Esto, por lo general, despierta la empatía del entorno hacia quien fue ultrajado, de alguna forma, por personas, organizaciones, entre otros; así, el afectado puede conseguir afecto, apoyo y demás beneficios, tanto emocionales como físicos (dinerobienes).



            Cabe considerar que estas estas situaciones, según la psicología, se dan sólo en personas que pueden estar atravesando situaciones difíciles o, bien, padecen ciertas condiciones psicológicas que les impide poseer el desenvolvimiento emocional y psicológico de una persona promedio sana.


            Esto viene al caso en razón del proyecto anual de Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2023, que contempla reasignaciones presupuestales a los organismos autónomos por 6 mil 643 millones de pesos el próximo año. Estos recursos, según se ha dicho de manera oficial, se destinarán a programas sociales, principalmente a los de la Secretaría de Bienestar, como la pensión para adultos mayores y para personas con discapacidad.


            Además, en el proyecto de presupuesto, los diputados plantean una reducción de mil 425 millones de pesos al Poder Judicial: mil 286 se aplicarán al Consejo de la Judicatura y el resto en la Suprema Corte de Justicia de la Nación. De aprobarse la propuesta, el INE no recibirá su petición de aumento de su presupuesto, propuesto por el orden de los 24 mil 696 millones de pesos, para que quede con lo que tiene, una suma de 20 mil 221 millones de pesos, por lo tanto no es un recorte, como se maneja por algunos medios de información.




            Asimismo, se contempla una reducción presupuestal a la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) de 33.5 millones de pesos; para el INAI un recorte de 18.6 millones y para el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), de 17.9 millones de pesos. A la Auditoría Superior de la Federación (ASF) se le quitarán 122.2 millones de pesos y su gasto para el próximo año quedará en 2 mil 693 millones de pesos.


            En contraste, se contempla un incremento de 47.5 millones de pesos al presupuesto de la Secretaría de Gobernación: 19.5 millones irían el programa de apoyo a Refugios para Mujeres Víctimas de la Violencia; 14.4 millones para el programa de Atención y Prevención de la Violencia contra las Mujeres, y 13.4 millones, para el programa de apoyo a Instancias de Mujeres en las Entidades Federativas.


            En cuanto a la forma como se ha venido manejando la propuesta por parte de algunos medios de comunicación masiva, lo que señalan como “recorte al INE”, no es tal, si una negativa al proyecto presentando por la Comisión Temporal de Presupuesto 2023 del Instituto Nacional Electoral, respecto de las cifras que contempla el presupuesto base y la Cartera Institucional de Proyectos por un total de 14 mil 439.64 millones de pesos.





            El citado proyecto establece que para la operación básica y permanente del Instituto se consideran 11 mil 769.76 millones de pesos y para la Cartera Institucional de Proyectos, que incluye los Procesos Electorales Locales del Estado de México y Coahuila, así como el inicio del Proceso Electoral Federal (PEF) 2023-2024 y Proyectos Estratégicos, el INE solicita 2 mil 669.88 millones de pesos.        


            En cuanto al financiamiento a los partidos políticos aprobado por el Consejo General, no es presupuesto para el Instituto. Además, en el Anteproyecto presentado se considera un presupuesto precautorio de 4 mil 025.43 millones de pesos para organizar una posible Consulta Popular que, en caso de no realizarse, estos recursos serán devueltos por el INE de manera íntegra. De esta manera, enfatizó, el INE está cumpliendo con la perspectiva que la SCJN le dio con tener un presupuesto precautorio para hacer frente a esa atribución.


            Muy celosos y obedientes los del INE, sobre todo cuando les conviene y tratándose de obtener recursos públicos que, se ha demostrado, no reintegran jamás y sí se destinan para beneficio de los altos funcionarios, lo que no dice los medios afines a esta pudrición y, en cambio sí lo victimizan cuando en la realidad es dinero que no aporta ningún beneficio, de no ser sólo para el INE y sus defensores.

  

 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario