miércoles, 16 de noviembre de 2022

Menos diputados y recursos a partidos

 


 Juan José Ríos Ríos

 

 

Aunque no soy muy creyente de los resultados que suelen obtenerse de una encuesta, presuntamente pública para conocer la opinión de los ciudadanos en temas que pueden ser o son de hecho de interés general, recientemente se hizo público los resultados de un proceso en este sentido, producto de una encuesta interna del Instituto Nacional Electoral (INE), que fue difundida en su portal de transparencia y que muestra que el 51% de los mexicanos está de acuerdo con que se lleve a cabo una reforma en materia electoral.



            La citada coordinación señala que entre quienes están a favor de la reforma, la opinión está dividida entre quienes la ven muy necesaria (23%) y quienes no (25%), entre quienes están de acuerdo con que se realice la reforma, un 59% apoya al presidente Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, solo el 27% de los ciudadanos conoce la propuesta de reforma electoral que se impulsa por el Ejecutivo Federal.


            Según este trabajo de investigación, el 93% está a favor de destinar menos recursos a los partidos políticos, pues el 48 por ciento está muy a favor y el 45 restante sólo está a favor. También que 87 por ciento está a favor de disminuir el número de diputaciones y senadurías a nivel federal; el 74 por ciento se manifestó por reducir los recursos que se le otorgan al instituto; un 78% se dijo de acuerdo en que los consejeros y magistrados electorales sean elegidos directamente por los ciudadanos.


            Sobre ampliar el uso del voto electrónico, el 68 por ciento de los consultados está a favor; y por la desaparición de los institutos electorales de los estados y tribunales electorales locales el 53 por ciento dio su respaldo a la medida, el 52 por ciento avalaría sustituir al INE por el Instituto Nacional de Elecciones y Consultas (INEC), como único órgano electoral encargado de organizar las elecciones.





            La información hecha pública indica que e segundo Levantamiento Telefónico Coyuntural de 2022 fue realizado entre el 9 y el 10 de septiembre de este año, en el que se hicieron 400 entrevistas telefónicas a personas seleccionadas a través de una muestra representativa de la población mexicana, indicando que tiene un nivel de confianza del 95 por ciento y un nivel de error de cinco puntos.


            Sin embargo, el sentir de la representación de Morena en el INE, a cargo del diputado Mario Llergo, es que el instituto ocultó la encuesta que favorece la reforma electoral, debido a que los resultados no son lo que esperaban, acusando que el documento no fue circulado entre todos los miembros del Consejo General y que a pesar de que el diputado citado solicitó al coordinador de Comunicación Social, Rubén Álvarez, que compartiera la encuesta con carácter de urgente, éste no respondió.


            “El Instituto no hizo pública la información mediante boletín de prensa o comunicación interna para todos los miembros del Consejo General. Incluso, ha mantenido en una sospechosa confidencia la veracidad de los datos de la presunta encuesta”, se afirma que declaró Mario Llergo, por lo que promoverá un recurso ante la que considera una actitud omisa del instituto, exhortando al Consejo General a apegarse al principio de máxima publicidad, que rige la función electoral empezando por Lorenzo Córdova, presidente del mismo.





            Pues bien, en la creencia de que se hizo en la práctica esta consulta y que los resultados obtenidos sean reales, cabe destacar dos cosas: Primero, que ni siquiera se haya circulado entre todos los miembros del Consejo General, que si bien pueden tomar una actitud de omisión por no favorecerles el presunto resultado, pudiese, por sólo ese hecho, no producir los efectos legales o cuando menos de apoyo para que se fortalezca el procedimiento de aprobación de la reforma promovida. No menos importante es saber que una buena parte de opinión captada al respecto, se refiere al desconocimiento de la propuesta y por ello no opinar, lo que debe obligar a que se ponga más empeño en la difusión de los proyectos para que puedan acceder la mayor parte de los ciudadanos, con la suficiente claridad del propósito que se persigue, a mayor conocimiento, mejores opiniones o resultados ¿No cree usted?





No hay comentarios.:

Publicar un comentario