miércoles, 23 de noviembre de 2022

Denuncian acoso sexual en el gobierno municipal



 

>A pesar de existir un reglamento que protege a las mujeres de este tema, nadie la ha ayudado.

 

 

Milton Iván Peralta
El Volcán/Guzmán

 

 

Una trabajadora del Gobierno municipal de Zapotlán el Grande, ha denunciado ante este medio el acoso sexual que ha sufrido desde octubre de 2021, además del acoso de su jefe inmediato, está el ignorar el hecho de parte de jefes superiores, causándole a la víctima problemas de salud, familiares, de estabilidad emocional y laboral.



          


  En entrevista con la afectada, y por cuestiones de seguridad no revelaremos el nombre de ella ni el de las demás personas para no afectar las denuncias ya interpuestas.


            Ella trabaja de auxiliar administrativo, ya con base, desde octubre del 2021, comenzó hacer acosada por su jefe inmediato, “siempre usando un lenguaje inapropiado, sexualizando siempre todos los temas, siendo vulgar, y a mi persona siempre fue vulgar, cuando yo nunca lo traté de esa manera, siempre fui respetuosa”.


            Narra alguno de los acontecimientos, entre tristeza y rabia porque se siempre atrapada, que nadie la ha escuchado, sin respaldo de sus jefes superiores ni ninguna autoridad del gobierno municipal de Zapotlán el Grande.


            “A veces cuando estaba frente a mi comenzaba a tocar sus genitales por encima de su ropa, incluso hacía la seña como si se estuviera masturbando, siempre decía que tenía ganas de coger, o que su miembro era grande”.  Muchas veces me decía que “si me entraba toda”.





            Durante la posada de su departamento, en diciembre de 2021, ya con el calor de las copas de algunos de sus compañeros, y ya siendo todos testigos y sabían que ella era acosada por su jefe, porque lo hacía enfrente de todos, un compañero le comenzó a llamar cerca de la media noche “esto como ejemplo de lo que veía de mi jefe”. Al día siguiente ese quejó con su jefe inmediato y acosador sobre lo que había hecho su compañero, el cual “tuvo la decencia de disculparse.


            Lo anterior en lugar de ayudar en terminar el acoso, empeoró las cosas, ya que ahora su jefe y acosador cada vez que la llamaba por teléfono por cuestiones de trabajo agarraba al compañero y le comentaba “aquí esta mi secretaria, le pregunto si te la quieres coger o de qué color trae la tanguita”, lo cual causó más molestia en ella “le pedí que dejara de hacer eso, porque con eso provocaba que mis demás compañeros me faltaran al respeto también”.


            Pero el acoso no paró, al contrario, ya para el mes de abril, les pidió por Whatsapp fotos de sus nóminas, con el tema del incremento salarial “yo le pregunté que si era cierto que nos aumentarían el salario, a lo que me respondió claro que sí, con el aumento hasta al jefe vas a querer chupársela -refiriéndose a él mismo-, es más hasta el presidentes -haciendo alusión a Alejandro Barragán- se la vas querer chupar”, cosa que causó molestia en ella.


            Para mayo de 2022, ella comenzó a tener problemas de salud, al grado que tenía que ser operada, tenia que pedir permiso por citas médicas, pedir incapacidad, a lo que mi jefe inmediato me dijo que, si mi problema era “porque te la metieron toda por atrás”, esa situación tras meses de vivir todos los días con el acoso sexual de su jefe inmediato, la tenía “harta, me tenía toda nerviosa, alterada, estresada por el acoso sexual que vivía todos los días”, lo describe.


Fue operada de emergencia, al concluir su incapacidad y regresar al trabajo, su jefe inmediato le reclamó que porque el coordinador del área de ellos, y el presidente municipal, Alejandro Barragán, le preguntaron por ella “que, si yo estaba funcionando, y que, aunque yo me quejara de la situación, él contaba con el respaldo total de sus jefes -el coordinador y el presidente- que él tenía la autoridad de cambiarme o corrernos”, cosa que incurre como hostigamiento laboral.


Pero el hostigamiento laboral no terminó ahí, días después, su jefe inmediato le recriminó que ella se estaba expresando mal del gobierno municipal y que le mentó la madre a él y al presidente Alejandro Barragán “cosa que no era cierto, porque yo a ellos no los trato, yo nada más me dedico a trabajar”.



Para el mes de agosto, ya cansada, sin estabilidad emocional ni laboral, con problemas de salud, fue con su coordinador para exponer el tema, “pero me encontré con la desagradable sorpresa que no me creyó, ni me apoyó y que a él no le constaba nada de lo que yo decía, que era un tema político”.


Tras esta situación y con el apoyo de dos de sus compañeros, se acercó al sindicato, quienes la apoyaron y asesoraron, “conseguí que mi coordinador me dijera que mi jefe inmediato no me quería ahí, mandándome a otro departamento, sin oficio de comisión ni oficio, pero como quedaba cerca de mi jefe inmediato y no me quería ver ahí, me mandaron a otro departamento más lejano”.

Pero ella quería regresas a su área en la que estaba adscrita, su nuevo jefe inmediato la mandó con el coordinador General de Administración e Innovación, “junto con el sindicato me informaron al departamento que me iría, pero no tengo certeza laboral, ni un lugar asignado”.  


Así ha sido poco más de un año, de aguantar acoso sexual, laboral, ser ignorada por sus jefes, sin encontrar un verdadero apoyo, además el gobierno municipal ignorando un reglamento que hace pocos meses aprobó que es un protocolo contra de prevención, atención, sanción y erradicación del hostigamiento y del acoso sexual, laboral y violencia de género dentro del gobierno municipal de Zapotlán el Grande.


La regidora Sara Moreno, fue la que subió a cabildo esta iniciativa “sumamos a los líderes de los sindicatos, aunque es para proteger a la mujer, no nos olvidamos de los hombres, también hay quien sufre acoso y maltrato, también debemos protegerlos, cuidarlos y ver los pasos a seguir con un asunto importante como este”, dijo en entrevista a este medio el 28 de marzo de 2022.


               Pero el 25 de octubre de este año, publicamos la nota que se investigaban casos de acoso sexual Comentó que fue aprobado en cabildo, se fue a comisiones de Derechos Humanos donde se trabajó, “al final se aprobó el protocolo, y se complementó con el trabajo del Instituto de la Mujer, se le hizo llegar a este compendio a todos los departamentos”, explicó la regidora panista.


Se trata de evitar el hostigamiento sexual, para todos los trabajadores del gobierno municipal de Zapotlán el Grande, “aunque se da más en mujeres, pero me siento contenta porque hay mujeres que han acudido conmigo, se han sentido en confianza, las invito a las mujeres u hombres que estén siendo acosados”.


En la entrevista la regidora Sara Moreno concluyó:  Se le ayudó a presentar su denuncia, en el Instituto de la Mujer, luego se acudió a contraloría, se esta haciendo la investigación, la regidora llama a no sentirse solas, “ya ha habido varios casos, se ha dado solución, si es necesario se le va a sanciona o despedir al acosador, esto no puede seguir, hay que respetar a las mujeres”.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario