jueves, 7 de enero de 2021

Los retos del 2021



 

Víctor Hugo Prado

 

 

En estos momentos, hay que decirlo, México es un país devastado por la pandemia que suma ya casi millón y medio de contagios y poco más de 127 mil fallecidos, ante ello la vacuna representa la mejor inversión para contener primero los fallecimientos crecientes, luego las hospitalizaciones que rebasan la capacidad de los nosocomios y después el retorno a una normalidad económica, social y educativa.



Mientras que ya sabes quien afirma que fue un milagro tener en tiempo inusitado la vacuna contra la COVID 19, quienes al menos tenemos una noción de ciencia, sabemos que fue un logro de científicos, academia, empresas y gobiernos.


Los grandes retos ahora estriban en establecer los acuerdos con las empresas generadoras de las vacunas para la compra, distribución y aplicación de la vacuna, algo nada sencillo.  Ello implica blindar a la población frente al virus de la pandemia que deberán asumir el gobierno federal, los estatales y la iniciativa privada, el despliegue logístico no tiene proporciones comparativas.





Con la vacunación de los profesionales de la salud, la lentitud del proceso, los vicios observados en el orden de aplicación nos dicen que la prueba piloto no está dejando la mejor experiencia.  Y no se ven estrategias de cómo se va a atender, de entrada, a los 25 millones de personas mayores de 50 años para que, como lo afirma el presidente, serán vacunados con la vacuna China Cansino antes de que concluya marzo.


Si a los retos de contener la pandemia y desplegar el plan de vacunación le sumamos, el regreso a la formalidad miles de empresas y millones de empleos afectados con la brutal caída del Producto Interno Bruto, la inseguridad y la presencia del crimen a lo largo y ancho del país, el regreso a clases para no heredar una generación de niñas, niños y adolescentes con irrecuperables carencias de aprendizajes en el ámbito de las disciplinas que les permiten la explicación del mundo y sientan las bases para la convivencia humana y la inserción en los ámbitos laborales. Si a ello le sumamos la elección federal y locales concurrentes en puerta que polarizará aún más a la sociedad, el 2021 que está iniciando se avizora complejo.  


Obligados estamos a enfrentar el año y sus grandes desafíos a con planes sistemáticos, con responsabilidad, dedicación, profesionalismo y sobre todo congruencia entre lo que se dice y lo que se hace.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario