martes, 8 de noviembre de 2022

Justicia para colonias con calles empedradas



 

Juan José Ríos Ríos
El Volcán/Guzmán

 

 

Una vez que el actual gobierno municipal de Zapotlán el Grande, se decidió a tomar el toro por los cuernos en el tema de la reparación de las calles asfaltadas o que tienen colocado concreto hidráulico, pero que estaban llenas de baches o desquebrajadas por el uso y el tiempo, tarea que han venido cumpliendo en mejores condiciones que antaño y que, sin duda mantendrá como compromiso en lo que resta de su administración, bueno fuera que, una vez que hayan concluido esta importante y necesaria tarea, destinara recursos humanos y económicos para reparar las calles con empedrados.



            Sin duda que la colocación de asfalto o concreto hidráulico en calles y avenidas, las hace lucir, se mejora la imagen urbana de la ciudad y, sobre todo, el tránsito de personas y de vehículos es más fluido y seguro, pero también producen sus efectos por el impacto que causan en el medio ambiente, sobre todo en sitios donde no hay arbolado, como sucede en la mayor parte de la zona urbana, un precio muy caro en razón de los cambios que en el medio ambiente se tienen ya en la antaño agradable y fresca Ciudad Guzmán.


            Por ello es de celebrarse que muchas colonias tengan sus calles con empedrados, incluso en éstas hay más áreas verdes o arboladas en otras muchas partes de la zona urbana se carece. Lamentablemente y por la falta de mantenimiento, el paso del tiempo, las aperturas de zanjas para introducir servicios de agua potable o redes del drenaje, que nunca se dejan como estaban antes de intervenirlas, en su gran mayoría están en muy malas condiciones, urge un programa afín para mejorar su estado, lo que ojalá no produzca una ola de cambios, de empedrados a concreto hidráulico o asfaltados, por las razones antes señaladas, principalmente.





            Si el área respectiva de la Dirección de Obras públicas del Municipio de Zapotlán el Grande, no está al tanto de esta realidad, bastaría que se dieran una vuelta o hacer un recorrido por colonias como Cruz Roja y Solidaridad, por mencionar algunas, zonas habitadas desde hace más de tres décadas y en las que no se han hecho muchas obras de mejoras en su urbanización, por lo que sus calles empedradas ya merecen ser atendidas para que de esta manera sus moradores, los transeúntes, las unidades del servicio urbano, de sitio o privadas, puedan circular en mejores condiciones de las actuales.


            Por fortuna le quedan casi dos años al actual gobierno para que concluya su gestión, y sí ya se interesó por atender de mejor forma el problema de los baches, pues que ahora lo haga en el resto de las calles que también tienen pozos, zanjas y un marcado deterioro, poca ha sido la atención de los gobiernos anteriores en este sentido, se ha avanzado en el tema pero todavía hay mucho por hacer, sobre todo en colonias populares, donde a lo mejor no lucen igual las obras pero sí serán bien recibidas por los beneficiarios, trabajos que requieren menos inversión y pueden ser generadores de empleo para las personas que se dedican a las obras de empedrado, sobre todo cuando los locales dedicados a esta profesión tienen la fama de “buenos”.

           

           

No hay comentarios.:

Publicar un comentario